Domingo, 10 de enero de 2016

La situación de los cubanos varados en Suramérica al parecer logra acuerdos entre algunos paises del area y comienza a moverse, aunque no se sabe cuando terminará. En la Florida, nuestros políticos analizan las posibilidades y las vías para el recibimiento y el fin de tal exodo migratorio.
Sin embargo, aunque han planteado todas sus inquietudes y solicitado la ayuda y las orientaciones del Gobierno Federal, éste no dá respuesta alguna.
No me agrada hablar mucho sobre el tema, porque como todos los temas tienen sus pros y sus contras, y como quiera que sea se trata de personas que nacieron en Cuba, que aunque vengan con costumbres y culturas deferentes a la de muchos cubanos no dejan de ser paisanos y entonces, se pueden herir sensibilidades sin mediar en mis palabras esos propósitos.

La situación económica para los miamenses, no anda muy buena y todos lo sabemos.
Pero, también este exodo masivo, como cualquier otro tiene complicaciones políticas o de peligro para la Seguridad Nacional, así que las cosas no se resuelven solamente con el corazón o la consigna demagógica como las que se acostumbran en el castrismo en que nos hemos educado. Aquí se piensa con la cabeza, por eso, este país se mantiene y es codiciado por muchos emigrantes del mundo, de hecho, se ha constituido a partir de emigrantes, pero emigrantes que han venido a desarrollarse ellos y con ellos el país que los acoge, que han aceptado compartir culturas con respeto, que han aceptado regirse por las normas y leyes de este país.
Todos sabemos que desde 1959, el castrismo ha sembrado en este país diferentes personajes para influir de cierta manera en la vida de los miamenses y en la política de los Estados Unidos, de ahí que esos "enviados" han tenido descendencia, los cuales algunos se han desvinculado y otros han seguido en el desarrollo de esta "Quinta Columna" que cada vez es más atrevida y no sólo son omnipresentes en cada programa radial enviando sus mensajes "granmenses" sino, que hasta recientemente un individuo ante unas protestas en la calle, detuvo su auto, se bajó y arremetió contra los protestantes, esta quinta columna avanza y entonces, vemos con cierta sospecha cada una de las intervenciones de ciertos muchachitos con peinados extraños propios de su edad enviando mensajes y opiniones con una autoridad increibles, pero con la denuncia de un total desconocimiento de la verdadera historia cubana y que a los mayorcitos nos deja perplejos con la facilidad conque ganan los accesos a los medios de difusión masiva.

Pero, en el caso que quiero poner de ejemplo, ha sido un video por la Internet de un tal muchacho de apellido Cardoso que vimos titulado con una frase, algo así como que "Se La Canto Claro a Marco Rubio" donde un mensaje de Rubio, muy bien fundamentado, este imberbe mozalbete desvirtúa y la esencia de su cantaclaro mensaje es aquella demagógica frase de que somos cubanos iguales y somos emigrantes iguales, cosa que estoy seguro que Rubio sabe perfectamente, porque Rubio aduce al mismo tiempo algo que nos hace pensar en que aunque somos iguales en lugar de nacimiento no lo somos en la manera en que actuamos y algunos llenan de verguenza y bochorno a otros, como en cualquier familia, y todos estamos obligados a mejorar la familia y no a justificar los errores de nuestros hermanos sin llamarlos a la cordura y educandolos.

La familia de Rubio, como tantas otras llegaron a este país, algunas cuando no existía ningun tipo de ayuda, luego vinieron las comiditas y más tarde los sellos, ayudas cash y Ley de Ajuste. Posiblemente la familia de Rubio no alcanzó parte de esos beneficios, o ninguno, pero lo cierto es que trabajaron y le dieron educación a su hijo, al punto que hoy es candidato a la Presidencia de los Estados Unidos, el país que todos le pedimos favores y luego criticamos, a veces, con cierto odio por parte de algunos.
Es de destacar que aunque muchas de esas familias hubieran dado la vida por visitar su país, durante muchos años no pudieron hacerlo, y la mayoría no ha vuelto nunca a Cuba, otros han ido una vez y han dicho que no vuelven jamás hasta que Cuba no sea libre.
Pero, vamos a la demagogia del joven Sr. Cardoso conque todos somos cubanos.

Si, por supuesto, los de Cuba son cubanos, los que estan varados, son cubanos, los que están en USA y el resto del mundo son cubanos. Pero esos cubanos que están en Suramerica son tan cubanos como las Damas de Blanco y todos los opositores que ante sus ojos reprimen diariamente en Cuba en todas las provincias y que son conocidos, no vengan con ese cuento de que no los conocen, porque si saben conocer la ley de ajuste y la mercancía que venden en ..Ño que Barato y en KMart en Miami.

Lo que pasa es que esa solidaridad la inmensa mayoría no la practica en Cuba.Lo que pasa es que no le llaman al régimen dictadura como lo hacen los opositores. lo que pasa es que muchos han venido y desprestigiados al resto de los cubanos violando las leyes y haciendo fraudes a la ayuda que se les otorga. Claro, eso lo hacen emigrantes de todos los paises que tienen la posibilidad, pero, nosotros que tenemos beneficios que otros no tienen, debemos ser entonces los más repetuosos. Sabe por qué Sr. Cardoso y Compañía, porque luego nos sentiriamos todos muy orgullosos de ser cubanos por igual, pero por desgracia, cubano es el nombre, pero todos tenemos apellidos que nos diferencias, por ejemplo Cubano Honesto Trabajador, no es la misma persona que Cubano Delincuente Haragán.

Ya lo ven, y para la próxima, escuchen bien a Curbelo y a Rubio, y a cualquier otro antes de ponerse a hablar tan festinadamente.

Mi abuela decía, que antes de hablar había que lavarse la boca y hacer gárgaras, sobre todo, si todavía no sabemos limpiarnos.... la garganta.


Publicado por hantofe @ 1:26 PM
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios