Martes, 02 de mayo de 2006
S?, como lo oy?, soy periodista de una cadena muy famosa internacionalmente.
Claro, s? que esto no tiene nada extraordinario, hay muchos periodistas de cadenas internacionales. Pero la diferencia y lo extraordinario es que soy un periodista que presto mis servicios en Cuba.
Un periodista es aquel que ante un evento o circunstancia que debe reportar tiene que tomar una actitud escrudi?adora para poder llevar al lector cualquier pormenor que le ayude a obtener la idea m?s fidedigna posible de los hechos y brindarle la posibilidad de que pueda sacar sus propias conclusiones sin introducir criterios u opiniones mias que puedan quedar como algo manipulador o de influencia.

Con estas ideas comenc? mi primer trabajo en la Isla. Muy temprano me llamaron del Centro y me pidieron fuera a cubrir la noticia de una disidente que hab?a sido golpeada por una turba en su edificio y que hab?an recibido muchas demandas de personas de diferentes lugares para que divulgara la noticia.

Con la direcci?n me dirig? al lugar y entrevist? a la se?ora que dijo llamarse Marta Beatriz Roque, la que me narr? que sal?a de su casa para una reuni?n en la casa de un fumcionario de la oficina de intereses cubana donde se celebrar?a una conferencia. Esta se?ora ya hab?a sido detenida por expresar sus ideas y promover una asamblea disidente en el pa?s. Por problemas de salud y edad se le puso en libertad.

Al salir se encontr? un grupo de vecinos en uni?n de algunos desconocidos colocados en hileras a ambos lados del pasillo por donde ella se dispon?a a pasar para salir, a lo que le dijeron que no podr?a salir a donde pretend?a.

Al intentar hacer uso de su derecho a salir de su casa cuando le viniera en ganas, comenzaron a golpearla, logr? pasar la primera barrera y entonces en la siguiente donde hab?an hombres, la tiraron al piso y arrastrandola al mismo tiempo que la golpeaban la metieron de nuevo en su casa. Ya dentro ella gritando un abajo a Castro le propin? un hombre un golpe en el ojo derecho que le ha causado problemas con la vista.

Tambi?n me mostr? un cuadro de Castro justo al frente de su puerta de la altura de la pared as? como letreros diciendo vivas a Fidel, de una manera bastante agresiva, una mezcla de acoso y provocaci?n.

Con todo este material de como ocurrieron los hechos, hice mi reportaje y lo envi?.

Inmediatamente recib? una llamada de la cadena diciendome que deb?a tomar alguna opini?n de los vecinos acerca de los hechos para balancear la noticia, porque si no, corriamos el riesgo que me expulsaran del pa?s y en el peor de los casos que le suspendieran la franquicia a la cadena y tuvieramos que retirarnos todos perdiendo la posibilidad de cubrir la futura muerte de Castro y la caida del r?gimen.

Volv? al lugar y entrevist? a un vecino que me pidi? no dijera su nombre, el cual me dijo que ya lo que ten?an con esa se?ora de 61 a?os y que vive con su anciana madre era un abuso, que ?l hab?a visto como le colocaban cuando ella sal?a micr?fonos en su apartamento y que desde otro apartamento en el frente, grababan todos sus movimientos en su casa, pidiendole identificaci?n a todos los que la visitaban cuando sal?an a la calle. Que constantemente le gritaban insultos en la bodega o en la calle y que muchos de sus vecinos viejos en el barrio le ten?an mucha admiraci?n pero se cuidaban de mostrarsela para no se?alarse con los miembros del MININT que siempre vigilaban el barrio y los nuevos vecinos convenientemente mudados para all? con la intenci?n de actuar contra ella.

Ahora s? ten?a antecedentes y evaluaciones de un vecino, por lo que prepar? ,mi reportaje con este nuevo dato y lo envi?. Al momento me enviaron un mensaje con mayusculas, por lo que entend? que mis jefes estaban muy disgustados. Simplemente dec?a. "Tu estas loco o eres comemierda, tienes que poner algo positivo al gobierno"

Volv? all? de nuevo y me dediqu? a buscar a algun vecino de los que participaron en la golpiza y me encontr? con un viejo que ten?a una mezcla en su cara de Hijo'eputa y comemierda tremenda llamado Rafael Santiesteban, alias "Bertino"el cual me trajo a quien llam? "Compa?ero Daniel", le pregunt? el apellido y me dijo que as?, Daniel y nada m?s, le dije que era imposible hacer una noticia poniendo simplemente Daniel, sin apellidos, como si no tuviera padre o madre y me dijo que si yo era muy chistoso el me podr?a llevar a una fiestecita donde todo el mundo se iba a reir menos yo.
Ante las condiciones de dicha fiesta no muy prometedoras para m?, quedamos en que yo le tirar?a la foto al viejo comemierda y pondr?a su nombre.
Entonces el "compa?ero Daniel" me dijo que las cosas ocurrieron de la siguiente manera.

Marta Beatriz, era agente del Imperialismo Norteamericano, como una especie de Mata Hari pero mucho m?s peligrosa, porque no tem?a decir quien era, donde viv?a y pasaba los mensajes sin codificaci?n a trav?s de las libneas telef?nicas normales, a?n sabiendo que estaban interceptadas por el gobierno. Adem?s, se reun?a con sus jefes de la CIA en lugares p?blicos, a donde iba en pleno d?a e incluso muy perfumada bien vestida y limpia en franca provocaci?n a sus vecinos que eran muy sencillos, andaban con botas y T-shirt de su empresa, adem?s de no malgastar mucha agua en cosas tan burdas como ba?arse. El olor de Santiesteban me confirmaba lo que dec?a el "compa?ero Daniel"

Bueno, a los hechos, contin?e, OK, contin?o entonces y sigui? diciendome que no contenta con su provocaci?n, Marta comenz? a tocar en todas las puertas para que sus vecinos salieran y se enteraran que ella iba a una reuni?n de altura donde comer?a algunos pastelillos, tomar?a Coca-Cola y a lo mejor se empatar?a con un bistek de los que ya no se ven en Cuba, riendose a carcajadas y gritandole muertos de hambres a sus vecinos al mismo tiempo que les invitaban a llamar a los agentes del MININT destacados en el barrio para que se enteraran.
Luego que los tuvo a todos, vecinos y agentes de civil bien formaditos en el pasillo, hizo la posici?n de la Grulla, como los karatecas y se abalanz? contra las mujeres, no sin antes percatarse que la c?mara de Video Tape estaba filmandola y exigir algunas tomas para comprobar si le luc?a bien el peinado que se hab?a hecho y el bikini que estrenaba.

Como una tromba al estilo de Catwooman, comenz? a darle de golpes a todas aquellas jovencitas que no atinaban a otra cosa que protegerse de la diab?lica Marta Beatriz, y entonces fu? cuando le fu? encima a los hombres, con una mirada muy lasciva y sexual, arrastrandolos a todos hacia su casa. La lucha hab?a despertado en ella esa excitaci?n sexual, y a duras penas los hombres pudieron deshacerse de ella y salir huyendo del apartamento, incluso un gordo de unas doscientas libras solo atin? a taparse la cara, dandole sin querer un golpecito en un ojo a la agresiva vieja.

No pod?a creer lo que escuchaba y estaba con la boca abierta del asombro. Jam?s hab?a escuchado algo tan inverosimil y desvergonzado, pero bueno, hay que comer y con este material sal? para mi casa donde hice la redacci?n y volv? a enviarla a mis jefes ya balanceada donde exist?an las dos versiones.

Felizmente me lleg? la respuesta. Magn?fico su reporte, aunque tuvimos que quitarle algunas cosas por verlo muy exagerado. Disculpe que le hayamos quitado algo de lo que declar? la vieja asesina esa de Marta Beatriz y las declaraciones del vecino ese que en definitiva ni particip? en los hechos ni nada y que se nota que no est? muy de acuerdo con el gobierno y pudiera traernos problemas.

Suspir? tranquilo, hab?a cumplido mi misi?n period?stica y ahora podr?a ba?arme, comer y pasar a recoger a mi cubanita para irme a la fiesta en la casa del ministro.

Publicado por hantofe @ 3:36 PM
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios