Domingo, 17 de septiembre de 2006
Encontr? en la Internet esta sintesis biogr?fica de Silvio Rodriguez o intento de Biograf?a Inconclusa y la copi? textualmente por la indignaci?n que me provoc? y he querido compartir con ustedes algunas observaciones que le hago en negrita, al principio con algo de jocosidad y que culmina con mucho de seriedad y "justo encono" como dijo un poeta

BIOGRAFIA DE SILVIO RODRIGUEZ

Silvio Rodr?guez, por parte de padre, Dom?nguez, por parte de madre, e hijo'eputa por todas partes, nace un 29 de noviembre de 1946 en San Antonio de los Ba?os, un pueblo ubicado en un valle muy f?rtil en La Habana y zona fundamentalmente tabacalera, en el seno de una familia campesina. Su abuelo fue tabaquero y conoci? a Jos? Mart?, nos imaginamos que eso lo dice el, escritor para darle un tono predestinado a su puta vida, porque en realidad todos los viejos veteranos dec?an que hab?an conocido a Jos? Mart?, y calculando la facilidad con las que el nieto dice mentiras, pienso que de casta le viene al galgo correr, pues afirma que lo conoci? cuando Silvio tan s?lo tenia 12 a?os, a estas alturas Silvio tendr?a encima de 100 a?os o el que escribi? la biograf?a es un perfecto ave tonta. Su padre, V?ctor Dagoberto Rodr?guez Ortega, fue campesino, y siempre fue un hombre liberal le dec?an el Chambelonero, por aquella conguita de "A?, la Chambelona" de los liberales y de ideas socialistas ten?a una pila de socios el viejo. Su madre, Argelia Dom?nguez Le?n, fue peluquera ?no ser?a peliculera?. Silvio ha manifestado en diversas ocasiones que su afici?n por la m?sica le viene por parte de su madre, que se pasaba el d?a cantando boleros y sones santiagueros en La Tabernita de San Antonio de los Ba?os, complaciendo a los clientes, recuerden que en esa ?poca no exist?an los Go Gos como son ahora. Silvio tuvo un t?o que tocaba el bajo Lo de tipo bajo, tambi?n fu? hereditario parece. pero, desde el punto de vista musical, fue su madre la que le dorm?a con canciones de la trova, se ba?aba con danzones, barr?a con boleros y cocinaba con sones De noche tocaba todas las flautas del barrio. Su madre debi? ser m?sica por vocaci?n, ?y Prostituta por necesidad? y de hecho ha colaborado espor?dicamente con Silvio en algunos trabajos atendiendo a las amistades de Silvio extranjeras, tocando flautas y haciendo tortillas.

Silvio ha sido estudiante, alfabetizador, empleado gastron?mico, dibujante, soldado, cantante y padre, tambi?n borracho, mariguanero, cocain?mano, mentiroso, lamebotas, llevaytrae, chupaytraga, jalaleva, arrastra'o y adulador. Fue empleado de la televisi?n cubana y trabaj? con el grupo de experimentaci?n sonora del ICAIC (Instituto Cubano de las Artes y de la Industria Cinematogr?fica), donde grab? sus primeros discos y canciones. Empez? a escribir poemas a los siete u ocho a?os ?Co?oooo que guayabona?. En la revista ?Mella? dibujaba una historieta que se llamaba ?El Hueco?, una historia muy profunda, con textos de Norberto Fuentes ser?an historias muy profundas las de ese hueco, aunque no se dice si era el hueco de Norberto o el de Silvio. Cuando trabajaba all?, aprendi? los primeros acordes de guitarra con su compa?ero L?zaro Fundora y es posible que hasta alg?n romance existi? entre acordes, discos, cigarros y licor, como dec?a Tejedor.

A los 16 a?os recomenz? los estudios de piano, ya le sali? lo de pajarito, pianista y dibujante, s?lo hace falta saber si le gustaban las flores y saltaba a picotear las naranjas como el p?jaro shog?? pero tuvo que volver a dejarlos cuando, el 4 de marzo de 1964, fue llamado al Servicio Militar Obligatorio -SMO-, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias -FAR-. ?Lo sab?a!, en la recogida de pajaritos lo agarraron Silvio parti? rumbo a la regi?n m?s occidental del pa?s. Ten?a 17 a?os cuando le enviaron primero a una unidad en Pinar del R?o durante tres meses. All? hizo aquella canci?n que dec?a "No hay nada aqu?/ s?lo unos d?as que se aprestan a pasar/ s?lo una tarde en que se puede respirar/ un diminuto instante inmenso en el vivir/ despu?s miras la realidad/ Y nada m?s, y nada m?s", era cuando empezaba a molestarle la vida infructuosa y cerrada para los j?venes en la Cuba de Castro. Despu?s desarroll? un primer periodo de doce semanas de entrenamiento en la Unidad 3234, de Infanter?a, en Artemisa, y fue trasladado a la Unidad 1087, de Servicios de Retaguardia del Ej?rcito Occidental. Con ese trabajo de la Retaguardia se gan? el mote de "Cantimplora" Posteriormente, ubicado en la 2107, de Comunicaciones, en El Calvario, el recibi? un curso de Telegraf?a y desarroll? la labor de ayudante del operador de radio.De nuevo usando el "plug" para que el comunicador enchuflara su cable

Entonces se compr? una guitarra. En el ej?rcito conoci? a Esteban Ba?os, con quien aprendi? mucho de la guitarra. Otro marido, digo, otro maestro y van dos A partir de ese momento, no abandonar?a m?s el instrumento. Aclaren, ?a qu? instrumento se refieren? En todo ese tiempo nunca dej? de escribir poemas y compuso algunos relatos. Entre 1964 y 1965 compuso sus primeras canciones. En 1967 debut? en el programa de televisi?n M?sica y Estrellas, vestido con sus botas militares que, seg?n aclar? mas tarde, era lo ?nico que tenia para ponerse. Su primera actuaci?n fue en el Museo de Bellas Artes. Por esa ?poca hizo d?o con Luis L?pez, cantaban sus canciones y se presentaron en dos ocasiones a festivales de Aficionados de la FAR. No resultaron premiados, pero fueron felicitados. En 1975, cuando llevaba ocho a?os de profesional y hab?a compuesto cientos de canciones, hace su primer disco en solitario, D?as y Flores.

Su influencia sobre toda una generaci?n, junto a sus compa?eros de La Nueva Trova Cubana, tambi?n conocida como Movimiento de la Nueva Trova ha sido reconocida en todo el mundo, incluso por quienes no est?n de acuerdo con sus ideas pol?ticas. Queda patente que el genio de Silvio es capaz de atraer a quien ?l quiere y a quien no. Ha colaborado con muchos cantantes y m?sicos de todo el mundo.

De que tiene talento para la poes?a y el canto es indiscutible, pero es una l?stima que esa biograf?a haya quedada truncada cuando se pon?a buena, cuando se destacan sus condiciones personales que no coinciden con sus valores art?sticos en brillantez, saltaron r?pidamente cuando su programa "Mientras Tanto" fu? suspendido porque Silvio reconoci? en la Cuba de Castro que ten?a influencias de los Beatles, cosa her?jica en ese entonces, cuando no le hac?an estatuas a Lennon ni Alarc?n dec?a publicamente que Lennon y el eran unos "rom?nticos so?adores", (con el cabez?n que se gasta Alarc?n, esos sue?os son pesadillas), en ese entonces esa m?sica era considerada una desviaci?n ideol?gica el escucharla, con las graves consecuencias que reportaba al oyente ese tipo "Imperialista" de m?sica, ni tampoco los rega?os de la Seguridad del Estado y el castigo de montarlo en un barco pesquero durante meses "para que se fuera haciendo un hombrecito". Tampoco habla de la tohalla que Haydee Santamar?a les tir? a Silvio y a Pablo en la Casa de las Am?ricas, protegiendolo de los esbirros extremistas del G-2 y captandolos para la buena vida a cambio de vender sus ideas, ni tampoco como el rebelde Silvio, se dobleg? al tirano y aprendi? a ser un jinetero cultural del r?gimen, como se ha enriquecido hasta ser posiblemente millonario, poseyendo multiples propiedades en Cuba y gozando de prebendas y libertades que no se les permiten a nadie y por ?ltimo, no se puede hacer una biograf?a de Silvio sin narrar el espect?culo que di? en el Carlos Maerx, donde dej? bien sentado para quien tuviera dudas que el se sent?a por encima del pueblo, como en efecto, sus prerrogativas lo demuestran y tampoc se menciona el concierto donde los espectadores asistieron motivados mayormente por ver al Grupo AfroCuba que compart?a la noche con Silvio y ?ste se manifest? groseramente con el p?blico por las palmadas acompa?antes normales en ese tipo de espect?culos y de las que dec?a lo sacaban de su concentraci?n porque no ten?an oidos para la m?sica (el p?blico). Claro en ese entonces ya Silvio era capaz de recibir las palabras tranquilizantes de una viceministra de Cultura que en vez de cirticarle su despotismo y falta de respeto, lo consolaba y con mucho respeto y distancia trataba de tranquilizar al devenido soberbio propagand?sta, al guajirito de San Antonio de los Ba?os que hab?a crecido escuchando las mentiras de su abuelo y las canciones de su madre cuando lavaba en el patio de la humilde casita. Ya Silvio era el hombre que proclamaba la "Gran Revoluci?n" y recib?a palmaditas en la espalda por parte del Tirano.
El p?blico, lo oblig? a retirase del escenario y lo ajustici? en ese mismo momento con un abucheo total que se?alaba que el vocero de esa juventud hab?a muerto definitivamente y era suplantado por el borrego oportunista que existe hasta esta fecha.

Publicado por hantofe @ 8:21 PM
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios