S?bado, 08 de noviembre de 2008
Gracias a Dios finalizaron las multimillonarias elecciones 2008 que tanto bombardeo de propaganda nos imponía, con debates donde quiera que nos virábamos y con la victoria de Barack Hussein Obama, la prensa liberal logró su cometido de endosarle a McCain los desaciertos fundados o infundados de George W Bush.

No obstante, el gran ganador ha sido los Estados Unidos de América que nuevamente le ha dado una clase magistral de Democracia al mundo, con alrededor de 130 millones de votos. Un discurso de reconocimiento del vencido y del vencedor a su adversario respectivamente y una prueba contundente de que el racismo en los Estados Unidos, como problema sociológico existe solamente en las mentes calenturientas de dictadores escatolalicos y ex-dictadores fracasados que agonizan emanando bilis y excrementos por doquier.

Lo cierto es que el discurso primero del nuevo presidente ha sido magnífico, con excepción de una frase, "del pueblo, por el pueblo y para el pueblo" que aunque conceptualmente suscribo que es el principio fundamental que debía regir en todo gobierno, cada vez que la he escuchado en un político, los resultados reales han sido funestos. Alguien dijo en mi país que había hecho una "revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes" y al borde de los cincuenta años de desgracias para "los humildes", con una pierna en el cementerio no renuncia a soltar el poder.

Aspiro a que el pueblo norteamericano no pase por esas cosas, porque si no, habrá que apagar la estatua de la libertad y mudarnos para Marte.

Pero de todo esto ya se ha hablado mucho y solamente he esperado unos días para poder medir a lo que el flamante presidente norteamericano debe enfrentar luego que tome la presidencia el próximo 20 de enero.

Obama ha devuelto telefónicamente su agradecimiento a algunas de los jefes de Estado que lo felicitaron y la prensa llama la atención por la demora en la llamada a Berlusconi de Italia quien había hecho un comentario refiirndose al "bronceadito" de Obama, luego Obama lo llamó y asunto concluido, pero el buen Zapatero que se quedó esperando la llamada de Bush para felicitarlo por su elección como presidente de España, tampoco ha recibido el agradecimiento de Obama, bueno, quizás sea una deficiencia técnica de Telefónica de España, vaya usted a saber.

Los rusos y Chaves, le han hecho guiños al nuevo presidente, incluso ya Chavez le dió un appointment y todo para reunirse con él "negrito" como el le llama, pero ambos realizan entrenamientos marítimos en agusa venezolanas, al mismo tiempo, los rusos no han cejado en su derecho a sembrar sus cohetes protectores en la forntera con Polonía.

Los chinos, también muestran su alegría sin dejar de decirle a Barack que las buenas relaciones de USA y China estan condicionadas a la aceptación por la primera de la dependencia y pertenencia de Taiwan a China.

Europa, espera tranquilamente que los problemas económicos de sus paises, se resuelvan con las soluciones mágicas que debe brindar el nuevo gobierno de USA.

Lula en el Brasil se ha convertido en el mediador ante Obama de los cubanos y los venezolanos, haciendo énfasis en el levantamiento del embargo a Cuba, quien a su vez, discretamente colocó la noticia de la victoria de Obama, en la primera página, pero, muy abajo en una esquinita de la izquierda, limitandose a las tonterías reflexionante de su ex dictador y su can canciller, sin embargo, no es dificil conocer como piensa el régimen cubano a través de una de sus páginas de la internet, Rebelión, que utiliza regularmente para enviar sus mensajes subliminales y bajo la firma de un tal Esteban Carella, tocayo de nuestro Esteban, pero para nada parecido moralmente a él,

Rebelión nos hace llegar al fín, hoy 8 de noviembre, la posición cubana ante el momento histórico que se vive en USA y que desmorona ese viejo cuento de la discriminación que hasta hace unos dias el propio Castro repitiera en sus inflexiones. Para ellos, la elección de Obama no significa cambio alguno, y exponen luego de ciertos párrafos virulentos, las condiciones que deben existir para que haya un ca,mbio en USA, al menos, internacionalmente, porque en lo doméstico ya ustedes saben cuales son para ellos los "cambios" verdaderos.

  • Retirar a todos los soldados estadounidenses diseminados en otros países.
  • Cerrar el centro clandestino de detención, conocido mundialmente como Guantánamo
  • Devolver la soberanía de Bahía Guantánamo a su legítimo país (Cuba)
  • Promover la investigación, persecución y posterior enjuiciamiento de todos aquellos ciudadanos estadounidenses involucrados en delitos fuera de sus fronteras, especialmente –en virtud de su mayor responsabilidad- de políticos y militares en el ejercicio de sus funciones.
  • Reorganizar la estructura de su central de inteligencia, repatriando a todos sus agentes de las naciones soberanas.
  • Concluir con las acciones de hostigamiento y desestabilización de gobiernos no afines con sus teratológicas políticas. Como se pudo apreciar este último tiempo en los soberanos países de Bolivia y Venezuela.
  • Poner fin a sus protectorados en Oceanía
  • Adoptar medidas económicas que no impliquen la expoliación de otras naciones.


Yo siempre he pensado que Castro sueña conque Estados Unidos se baje los pantalones y les dé sus nalgas a estos descarados. No es simple casualidad que le hayamos entendido puntos similares en su complicada jerga a Evo Morales recientemente. Ese es el programa que les envían los cubanos a Obama, pensando que el "negrito" del Change los complacerá desarmando a los Estados Unidos, para que ellos actúen contra este país a sus anchas. Creo que con esto, le están faltando el respeto al nuevo presidente de esta gran nación de más de doscientos años de fundada.

Personalmente, pienso, como dije en anterior comentario, serán muchas las frustaciones de algunos que creen que las promesas hechas para resolver los problemas internos de los Estados Unidos, tenían que ver con sus planes de destrucción de este país.

Para terminar, me moveré un poco más hacia lo local, y me remito a un comentario de William Ramos, portavoz de la Asociación Nacional de Funcionarios Hispanos en Estados Unidos (NALEO, por sus siglas en inglés), quien haciendo un análisis del voto hispano en USA, llegó a la Florida, donde él dice que el voto cubano ha variado, según estos párrafos:

"Un ejemplo de ese cambio fue Florida, un Estado dominado por el exilio cubano, un distrito fundamental para ganar las elecciones presidenciales y que en el pasado ha apoyado mayoritariamente al partido decidido a mantener el embargo contra Cuba."

O sea que Obama ganó, por el cambio en el pensamiento de los exiliados.
Y sigue diciendo en sus barrabasadas campaneras.


"Esa diferencia es básicamente generacional: los jóvenes descendientes de los primeros exiliados ya no ven la situación igual. "Ellos no han vivido muchas de las dificultades de muchos inmigrantes anteriores", explica Ramos."

Primero recuerden una pasada reunión en La Habana de todos aquellos "exiliados"cubanos donde se marcaron las estrategias y tácticas futuras para esos peones del castrismo en el extranjero y recordemos que una de elllas era que había que sacar del congreso a los Balart y a Ileana Ross, para lo que inmediatamente postularon a Joe García, Raúl Martinez frente a Mario y Lincoln Diaz Balart respectivamente y contra Ileana se presentó por primera vez una colombiana llamada Annette.
Fijense si el pensamiento del exilio ha cambiado, que los candidatos republicanos barrieron con sus contrarios aplastantemente, porque incluso, Mario Diaz Balart que superaba a su contrincante, el pobre Joe, en sólo cinco mil votos numéricos, contaba en su districto solamente con el voto del 35% de electores inscriptos en el partido repúblicano, insuficiente para ganar, por lo que sacó ese 35% y el resto de los votos procedieron de votantes registrados como Demócratas.
Creo que este Ramos, ha confundido la gimnasia con la magnesia y una cosa es votar por Obama y otra votar por Raúl Martines, connotado y reconocidísimo político del patio por su reprobable conducta, por ejemplo, y una de ellas, es prestarse junto a Joe como punta de lanza de los acuerdos y programas de La Habana.

La tarea de Obama, no será fácil, si señor y creo que le será imposible complacer a todos, sobre todo, a esos enemigos jurados del pueblo norteamericano.

Tags: Obama USA

Publicado por hantofe @ 8:28 PM
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios