Domingo, 01 de febrero de 2009
Carta abierta a Raúl Castro del preso político Fabio Prieto Llorente
Posted Image
]

7 de enero del 2009.
A: Raúl Castro Ruz
Presidente de la República de Cuba.

Sr. Según el órgano de propaganda de su partido Granma del 20 de diciembre pasado, usted propuso en Brasil canjear a sus espías presos en EEUU por los prisioneros de conciencia que usted mantiene en sus inmundas ergástulas.
Yo, uno de los rehenes no acepto trueques humillantes. Los espías atrapados en Estados Unidos son asunto suyo y de aquel país. Los periodistas y defensores de los Derechos Humanos encarcelados es problema de usted con el esclavizado pueblo de Cuba y la conciencia de la Humanidad. No mienta. Nosotros no somos asalariado de nadie, usted lo sabe perfectamente. Si quisiéramos dinero o cualquier otra prebenda estaríamos colaborando con su policía política la propuesta es permanente, pero el bienestar sin libertad deshonra.

El poder de Estados Unidos no tiene autoridad para negociar nada, con respecto a nosotros puede exigir y eso esperamos de él, nuestra libertad incondicional, como debió hacer su amigo el Presidente de Brasil, lo han hecho mandatarios de otros países y debe hacer toda persona que se respete.

Con esta declaración solo confirma lo que usted y su hermano no se habían atrevido a reconocer, somos rehenes de su régimen, otras victimas de su cruel sistema, como lo fueron Hubert Matos, Mario Chanes de Armas y otros miles de deportados de nuestro país ''con familia y todo'' luego de cumplir muchos años de perversa prisión. ¿Cuándo le haga falta chantajear de nuevo al mundo y silenciar las voces de dentro, no encarcelará otros opositores?¿No los encerrará o fusilará si la coyuntura se presta para ello?

En la primavera negra (2003) nos enterró vivos, pudo tapiar miles, escogió más de 75 y fusiló otros desafectos. Tenga claro esto: no somos norteamericanos, somos cubanos, solo que anhelamos ver nuestra patria libre de odio y venganza, limpia de mentiras, corrupción y esclavitud.
En ese mismo escrito que Granma llama ''conferencia de prensa'' usted pregunta ¿Gestos de qué? ¿Gestos para qué? ¿Para que gestos al país agredido y pequeño? Yo le pregunto ¿No somos los cubanos que sufrimos bajo su bota, los verdaderos ''pequeños'' en esta historia? Algunos con sus buenas intenciones pueden creer alguna capacidad en usted para hacer gestos. No son gestos lo que precisa Cuba, son CAMBIOS. Cambios para que los cubanos no seamos deportados y calumniados por su totalitarismo. Cambios para acabar con el apartheid impuesto por sus militarzotes y dirigentes contra su propio pueblo. Cambios para vivir en libertad, prosperidad y democracia.

Afirmó en sus declaraciones que no es tan urgente la suspensión del embargo. Usted y sus acólitos moran lujuriosas mansiones mientras este ciudadano de a pie, sufre y ve sufrir a los desposeídos de este país. Usted es el máximo responsable de lo que sucede en Cuba y a Cuba, debía ser capaz de buscar soluciones dialogadas a los problemas que nos afectan, sea el embargo de los EEUU o el bloqueo interno, este último ha convertido la nación cubana en un barracón de esclavos, a base de represión, eso que llaman doble moral y que en la practica significa inmoralidad total y el egoísmo feroz impuesto por sus seguidores.

El Presidente de Brasil Luíz Ignacio Lula apuntaló sus declaraciones, por eso quiero hacerle llegar este mensaje ''No existen dictaduras buenas y malas, todas son malas. Lo fue la de Pinochet y peor es la de los Castro. Usted llama a que otros respeten la diversidad que ninguna dictadura respeta. Mal empieza la necesaria unidad latinoamericana si comienza apañando regimenes fascistas.
Sr. Castro podía aducir en su defensa la incomparabilidad en desarrollo de Estados Unidos y Cuba. Las condiciones de una prisión en aquel país y este. He leído en sus medios de propaganda que sus espías trabajan, no han emitido una queja con respecto al trato que reciben de sus carceleros. Se comunican por diferentes medios incluyendo internet, con el mundo entero. Se quejaron una vez de comer chuleta de cerdo 3 días seguidos, de permanecer 17 meses en el hueco, unas celdas de 4 metros de largo y 2 de ancho.

En múltiples ocasiones he denunciado las condiciones infrahumanas a que estamos sometidos. El único sazón que usan en la elaboración de nuestros alimentos es ajo porro, si hay. Los alimentos se colorean con azúcar quemada. Nunca hemos comido chuleta de cerdo. El plato fuerte consiste en picadillos de subproducto animal y soya, lo entregan hervido, podrido o con gusanos, nos lo han ofertado. Recibimos de funcionarios y oficiales acoso y venganza avista o solapada. Pronto cumpliré 6 años en huequitos. La celda en que me encuentro ahora sin ser la más pequeña de las que he estado mide 3 metros de largo y 2 de ancho.

No puedo escribir cartas, porque los militares exigen, violando sus propias leyes, las entregue abiertas, para evitar que escritos como este salgan de la prisión. Hace más de 4 meses me quitaron los 25 minutos de llamadas telefónicas semanales. La única posibilidad de comunicarme con mi familia es por la visita cada 2 meses, de 2 horas, con 2 familiares. Por el tiempo en que llevo en prisión me corresponden visitas con 3 familiares. El agente de la policía política encargado de la prisión dice: con más visitas saldrían más noticias de la prisión. De cómo sobrevivimos en la prisión y las cosas que suceden, otros de mi causa han escrito libros, también CUBANET y otras páginas de internet publican noticias de nuestra situación.

Hace más de 10 años mi familia y yo sobrevivimos bajo una inhumana persecución, agravada con mi encarcelamiento, todo porque un día decidí no continuar callado ante los desmanes de su dictadura.

Señor Raúl Castro subestima al pueblo cubano al difundir la falsedad de que sólo su partido puede sostener la independencia, usted es una persona de la tercera edad, acostumbrado a dar órdenes. Con sus declaraciones en Brasil demostró que la diplomacia no es para usted. Apártese, para Cuba ya es hora. Deje a este pueblo construir en paz un futuro mejor.

Fabio Prieto Llorente, preso de conciencia de la Causa de los 75.
Desde la prisión Guayabo en la Isla de la Juventud.


Esta carta no necesita comentarios, por lo esclarecedora que es en cuanto a la posición de un hombre digno que no se vende ni a los esbirros del régimen que tratan de comprar su traición, como bien él mismo escribe.

Sin embargo, los verdaderos mercenarios, los espías castristas si han quedado callados ante la proposición de su jefe, el dictador por sustitución Raúl Castro.

Tags: Presos cubanos Raúl

Publicado por hantofe @ 11:56 AM
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios