Domingo, 15 de marzo de 2009
Ahora que los viajes a Cuba vuelven a estar con fuerza en el tintero político, he tomado algunas experiencias de extranjeros que con diferentes visiones han visitado la Isla y les pido que lean con detenimiento cada personaje, porque son muy interesantes, como éste que a pesar de que se siente molesto por las "putas ayudas para el pago del alquiler de su gobierno se lanza a su turismo loco con la consigna de pelo suelto y carretera"

Publicado en el Blog Locodelpelorojo
http://locodelpelorojo.com/tag/viaje-a-cuba/



Vamos pa Cuba, mi amol
Junio 30, 2008 ·
Posted Image
A por ellos, oé oé oé

Este martes, me voy pa Cuba con Juan. Espero que sea un viaje iniciático, intenso, y que me cambie como lo hacían los viajes de antes. Además, estoy de vacaciones. Aunque aún no lo interiorizo: he pasado la mañana haciendo papeleos, y ahora empiezo a hacer la maleta. De fondo, sigue la resaca por la juerga de ayer, que fué gorda, con Madrid inundada de banderas -siempre se escapa, cómo no, alguna con un pollo- y la falta de voz de hoy. La mala noticia del día, las putas ayudas al alquiler: la pedí en enero, pero la Comunidad de Madrid, siempre dispuesta a molestar al Gobierno, no las está gestionando como debiera. Se supone que tardarían dos meses. Van cinco. Eso sí, me han asegurado que para después del verano lo van a intentar… En fin. Nos vemos tras Cuba!!!!! Abrazos para todos.

Ahora viene el post después del viaje.

Cuba, timos y realismo mágico
Julio 17, 2008 ·
Posted Image
Esencia cubana

Pasar una semana en Cuba es una experiencia que marca. Uno llega pensando en playas idílicas, mojitos y ritmo caribeño, pero no es (sólo) eso lo que se encuentra. Al menos, si lo que se pretende no es quedarse en cerrado en un hotel, sino mezclarse con la gente. Y ese, claro, no fue mi plan.

Lo primero que llama la atención de Cuba es que son, por lo menos, dos países. Uno, el oficial, se muestra como un destino paradisíaco para el visitante, habla de sol, playas y música, y de trabajadores honrados que defienden los valores morales de la revolución; el otro, el subterráneo, malvive en la penuria de la falta de casi todo, busca aprovecharse del turista a cualquier precio y ansía el dinero y salir de cualquier modo de la isla. ¿Cómo, si no, se entiende que este Estado tenga dos monedas?

Posted Image
Con Juan, en Playa Ancón, cerca de Trinidad
Ésta, precisamente, es una de las cosas más curiosas del país: hay dos tipos de pesos: los ‘nacionales’ valen muy poco (más o menos, 25 son un dólar) y se supone que son principalmente para los cubanos; y los ‘convertibles’, que equivalen más o menos al dólar y se reservan, en principio, a los turistas. Pero hay cosas que sólo se pueden pagar en la moneda “de los extranjeros”. Un lío.

Posted Image
En el Capitolio de La Habana
Hay, eso sí, paraísos escondidos, playas inmensas por descubrir a donde todavía no ha llegado la mano de los hoteles. Costas interminables en las que se esconde un chiringuito, donde comer pescado recién cogido por un par de dólares, o donde reposar el daikiri o el mojito bajo una palmera. Hay selva, y carreteras imposibles que pasan por ella, con sus ruidos y sus plantas, y sus tramos sin asfaltar. La Habana es una selva, pero el país es un misterio. Abrasador, pero encantador. Un lugar donde se pueden atravesar autopistas de cuatro carriles con un tractor, donde las bicicletas se mezclan con coches de hace 60 años. Un país donde todos son cultos, y simpáticos, pero la mayoría quieren timarte. Un país casi inventado, atrapado en el tiempo, donde todo es posible. El realismo mágico se inventó en un sitio así.


¿Realismo mágico o surrealismo?



Publicado por hantofe @ 9:59 AM
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios