S?bado, 26 de septiembre de 2009
                            

Un concierto que desconcierta (I)


Todo el mundo dice que se dió el concierto de Juanes y sus amigos y no ha pasado nada.
Siento discrepar de los que piensan así, muchos de ellos inspirados en el maravilloso escrito de Yoanis.

Aunque reconozco que en las circunstancias de Yoani lo suyo es un buen punto, yo, como dijo Ortega y Gasset, tengo que opinar de acuerdo a mis circunstancias, o sea, verlo desde aquí, desde la comodidad de Miami, desde la acumulación de mis años, desde el dolor del destierro.

No pienso en hablar de la calidad artística del mismo porque mis experiencias artísticas se definen desde mi caracter de espectador y no sería justo, hablar en función de mis gustos y preferencias, pues desconocería el de aquellos que les gusta Juanes, o Auté, o Cucu Diamante, porque hasta ese tipo de gente hay, capaz de gustarle el arte de la Diamante, de locos está lleno el mundo. He visto muchos espectáculos, incluso en Cuba, sino más grandes, sí con mayor calidad artística y técnica, pero bueno, yo quiero ver las cosas desde el punto de vista político y social, a pesar de que sus defensores se caían de culo diciendo que un concierto artístico no es algo político, pero soy un adicto a ver la política detrás de todo.

Creo que en ese concierto, todo el mundo ganó y perdió algo y si me dijeran el score final, diría que han quedado empatados todos los que en alguna medida tenían sus expectativas.

Empezamos por la dictadura, verdaderamente tuvo que hacer concesiones aunque no muchas, creo que Juanes y su pandilla cedieron más, ya no se podían bajar del caballo y había que darle pa'lante.

Los que dijeron que nada sería espontáneo acertaron, pues era demasiado evidente el despliegue de fuerzas en la Plaza, y el abusivo horario escogido que asfixiaba a artistas y público de un calor exhorbitante sin posibilidades de comprar aguas o sodas para refrescar el fuerte fogaje de ese hora, pero, el riesgo de la oscuridad, no lo correrían los represores.

De que Juanes mencionó su Cuba Libre o su única familia, que cantó a los presos del mundo, y aquella canción de la Isla que fué como un jarro de hielo en el público, pues a partir de ese momento, el concierto se frizó, el terror a que está sometido ese público se podía observar a través de la señal del satélite, no dudo que algunos hayan pensado en correr de allí, por lo que pudiera pasar, pero el miedo los había congelado, Ya la intervención rápida de un aparente "técnico" que sacó y bajó a la velocidad de un peo a un hombre que a petición de Juanes había subido a la plataforma con una bandera cubana le indicaba al pueblo domésticado que allí, hasta dentro de las bocinas habían segurosos escondidos, la pronta intervención de Silvio Rodriguez le sirvió de pretexto a más de uno para alejarse de los primeros puestos, toda vez que de todas maneras, ya habían escuchado a Juanes y a Silvio, son muy pocos los que en Cuba se mueren por escucharlo, sin embargo, Silvio calentó la tribuna de pronto al terminar su cansón escaramujo y comenzó una canción que para mí sería la última que se le ocurriría cantar al miserable oportunista millonario rojo.
Silvio cantó ¡Ojalá!. Yo pensé que se hábía vuelto loco, porque aunque Silvio ha dicho que Fidel Castro no fue el tema que lo inspiró para componerla, para el pueblo cubano, esa canción se hizo como anillo al dedo para el Cagandante en Jefe.
Comenzaron mis interrogantes, Silvio habría olido antes del concierto, o le había afectado la prohibición de que Silvito el liebre cantara allí, o simplemente el robo de protagonismo de Amaury apoyado por los mayimbes de Cultura que siempre lo han tratado como una diva, le había golpeado en su gigantesco ego. Ná, lo creo todo, menos que Silvio sea un héroe, pero todo puede pasar, cosas pasan y todo el mundo está pensando en el futuro ante la decadencia del régimen, por qué no iba Silvio a empezar también a sembrar su escape para la transición y posterior libertad cubana.

Mañana, le dedicaré unos párrafos especiales a la Tañon, sus ofensas al exilio y como alardea inmisericordiosamente de su ignorancia de la que indiscutiblemente se siente muy ogullosa.

El día después en Miami. (II)
Anoche les prometía comenzar con la Tañón, y primero que todo, tengo que aclarar que siempre la he considerado como una gran profesional con la que se puede montar cualquier espectáculo incluso en todos los géneros de música y no he cambiado de parecer, porque posee un gran talento musical, pero eso no significa que tenga como los autistas dificultades en su comunicación y expresión de ideas, sobre todo, la última vez que la ví fué diciendole estúpida a un o una, periodista, los locos le dicen e todo el mundo loco, los estúpidos, no se diferencian. Ya desde 1978, Rimland encontró que el 10% de los autistas tienen "talentos extraordinarios" en campos específicos (comparado con un 0,5% de la población general), por lo que este talento artístico no niega para nada su condición de autista a "full time".

Si ella hubiera ido a Cuba, cantaba y no se dedicara a ofender a este exilio con tanto alarde de imbecilidad en los asuntos de Cuba y brindando filosofías ineficientes e injustificables para nuestro problema, nada hubieramos dicho, como no lo haremos del resto, e incluso hasta reconoceremos el triunfo de Juanes en esta jugada.

Como es una mujer y no es muy cómodo estar hablando de manera tan fuerte sobre una dama, y mucho menos si esa dama calza sombreros como los de Zelaya. Además, es muy abusivo teniendo en cuenta las limitaciones intelectuales de la misma.

Hubiera sido muy prudente que en La Habana alguien, si ella se hubiera mezclado de verdad con el verdadero pueblo cubano le aconsejara con esa frase tan cubana que dice "Si no sabes, no te metas" y que casi es un principio de la cubanidad.

Pero, lo que sí me ha confundido es anoche, haber visto a Ma. Elvira en su programa llorando en el regazo de Olga Tañón, mientras con un ramo de flores blancas le agradecía por lo que hizo en Cuba. Ahí me dí cuenta de que quizás el autista fuí yo, porque el mensaje entre pucheros de Ma. Elvira no sirvió para que yo comprendiera tan melodrámatica escena, ni que es lo que teníamos que agradecerle a Olga y luego, para remachar Alexis Valdés, le entregaba de nuevo, sospecho, el mismo ramo en su programa. Yo no lindo con Saavedra, pero también me cuesta trabajo lindar con estos personajes, y a veces pienso que para entender ese medio, hay que estar en el medio del medio, lo que pudiera ser una razón, la otra es que lo mio es por amor al arte, sin busqueda de billetes y que el rating me interesa lo mismo que el Zodíaco.

Juanes ganó, y es quien más ganó, primero porque el simple hecho del régimen soportarle ese talante de querer llevar la batuta en un acto en Cuba, cuando a muchos eso le ha costado sus buenas patadas por el culo y ser colocados en el aeropuerto sin squipaje ya habla de la perentoria situación que está pasando la dictadura.

Hay una grabación por ahí donde Juanes reventó ante los personeros del régimen y practicamente les puso la mesa dispuesto a suspender el concierto si era necesario. Se portó como un hombrecito y si no dijo más, es porque eso no es fácil, señores, hay que ser justos y cuando nos equivocamos con el hombrecito, hay que reconocerlo, como hombrecitos que decimos ser.

Pero como siempre nadie queda bien con todo el mundo, ahora hay ciertas discrepancias en función de las expectativas de cada cual, los que querían que se dijeran más de cuatro cosas allí y no confiaban en Juanes, ahora lo poco que dijo, superó por supuesto sus expectativas y los que defendían que Juanes se las iba a cantar bien al tirano, están defraudados porque piensan que se quedó chiquitico, no obstante pienso que ocurrieron cosas valiosas y por supuesto las principales es que algunos de estos artistas, periodistas se encontraron que todo lo que habían escuchado se quedó muy palidito con la realidad que ellos vivieron y les recomiendo que escuchen las experiencias de Fernando del Rincón, mexicano conductor de Paparazzi y cuando tengamos la oportunidad, escuchen las de Ceriani que según se dice, todavía está lidiando con una detención en un hotel de La Habana.

En cuanto al régimen, como siempre en busca de convertir los reveses en victoria, aunque haya que ser bajo o mentir, ha tratado y al parecer lo ha logrado a medias, incluso entre algunos periodistas del patio, de crear otro mito númerico.

Ya desde aquellos 20,000 muertos a manos de la dictadura batistiana o los millones de arrobas de cualquier cosa, o indicadores de natalidad infantil, Fidel ha logrado que algunas de esas cifras sean repetidas por mucha gente durante muchos años y el domingo se trató de crear otro mito y ha sido el de la asistencia al espectáculo.
Primero salió alguien y dijo que tenían un millon de asistentes, y al final casi, Amaury le soplaba al oido a Bosé quien ni corto ni perezoso, gritaba a pleno pulmón que habían batido el record con un millón 150 mil asistentes. Todos aplaudieron, a las mujeres se les salían las lágrimas, los hombres más templados temblaban de la emoción, ¡coñooooo, que cantidad de gentes caballero!

La prensa, como por ejmplo el New York Times, muy decentemente dejó caer sus cálculos de cientos de miles de personas, y al decir la cifra dada por los expertos en mentir de la dictadura, solamente comentó, que, bueno, no hay manera de comprobar esos números.

Yo personalmente me siento autorizado para dar mi opinión y esta es sencillamente que allí no había ni siquiera un millón, y a mucho reventar medio millón de asistentes, y lo digo, porque fuí testigo de la construcción de esa Plaza desde niño, fuí miembro fundador de la Biblioteca Juvenil, he visitado todos y cada uno de esos edificios, y caminado de arriba a abajo esa plazoleta, quizás para quien nunca se haya parado allí como no sea para tirarse la consabida foto delante del asesino heroico, pueda tragarse esa guayaba, quizás una Olga Tañón o cualquier otro imbécil, pudiera tragarse semejante guayaba, pero para mí que he jugado en aquella plaza, y que conozco los reportes de movilizados inflados, no pasa esa píldora. Pero, mi palabra es solo eso, mi palabra que puede ser influenciada por mis sentimientos, sin embargo, los números, la matemática si no funcionan con el corazón.

Posted Image

Miren esta foto, ese cuadrado (con público) tiene a mi juicio 250 metros por 150, pero me voy a tirar por lo alto, admitamos 300 mts, frente a la tribuna, por 200 mts delante de la biblioteca y el Teatroi Nacional. Tengan en cuenta que las calles estaban libres, Boyeros, 20 de Mayo y la del tunel delante del Teatro Nacional.

Multiplicamos 300 X 200, y obtenemos 60 mil metros cuadrados.
Entonces tomamos 1 millón, 150 mil y lo dividimos entre los 60 mil metros cuadrados y nos resulta que para tener esa cifra necesitamos un mínimo de 19 personas por metros cuadrados, cuando apretaditos, sin moverse en un metro cuadrado sólo caben 9 personas delgadas sin moverse, normalmente cinco o seis, y punto.

Yo calcularía, contando el personal de apoyo, la tribuna, los miles de poícias, un medio millón más o menos, lo que para cualquiera pudiera ser reconfortante, pero el vicio de mentir del sistema castrista es incurable e insaciable.

Para el exilio, creo que debemos seguir aprendiendo a no hablar tan ligero y tan rápido y ser más políticos. La primera manifestación de los discos rotos, bueno, era aceptable, la segunda, aunque reconozco su derecho a quien quiso hacerla, me parece que estaba de más, no sé, yo no conozco mucho de política, pero primero teniamos que ver que pasaba allá porque lo que teníamos que decir ya lo habíamos dicho antes.

Mañana, quizás le dedique algo a los artistas del patio y a Cucu, la bella y afinada cantante del grupo Mariguana, digo, Yerba Buena


NOTA:
Vigilancia y privilegios en el Concierto por la Paz en La Habana por poco provocan su suspensión.

En el video se ven y oyen a Juanes, Miguel Bossé y Olga Tañón discutiendo con funcionarios castristas

Fernando del Rincón muestra video discusión Juanes y Bossé con funcionarios de Cuba




Tags: juanes cuba concierto

Publicado por hantofe @ 3:45 PM
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Domingo, 04 de octubre de 2009 | 7:24 PM
En verdad no s? qu? piensan que lograron con destrozar discos de Juanes, por lo menos perdieron la inversi?n que hicieron compr?ndolos, a menos que los hayan "tomado prestados", seguramente llevar?n a la quiebra al artista y su disquera (??).