Jueves, 12 de noviembre de 2009
Recientemente se ha visto a Amaury Pérez por las calles de Miami y estoy seguro que libremente sin vigilancia de ninguna autoridad de este país, como es normal en todos los paises donde reina la libertad y existe la democracia.

También han salido entrevistas en la televisión, y todo muy correctamente, claro.
Pero hay algo que pienso, sin sentirme ofendido por eso, ha sido una declaración muy falta de sustento racional y lógico, pensando que todos en Miami somos bobos o que el Alzheimer nos tiene en total amnesia.
No es mi interés, polemizar ni llamar al deguello, sino, dejar aclarado un aspecto de la actitud de Amaury que tendrá que arrastrar en su vida y es la criticable firma de un documento de apoyo a la dictadura a pesar de la detención de 75 disidentes y sobre todo el fusilamiento de tres jóvenes que pretendían viajar a Miami en una lancha secuestrada.

La defensa de Amaury que es la misma que dijo Omara es que en ese documento no se menciona el fusilamiento ni los encarcelamientos.

Por supuesto que en ningun documento público internacionalmente la dictadura mencionara ni de soslayo sus crimenes, como no menciona nunca los nombres de los disidentes, ni siquiera los reconoce como opositores políticos, sino, grupúsculo de nopersonas sin valor o agentes del imperio.

Pero si buscamos las causas de esa carta, llegaremos a la conclusión que se realizó como consecuencia de esos fusilamientos, aunque el bueno de Amaury u Omara, al parecer, no se habían percatado de lo que sucedía cuando la firmaron, quizás pensaron que era el cobro de la quincena, ¡vaya usted a saber.

La detención de los 75 disidentes ya era criticada en el mundo entero por intelectuales de tendencias varias, pero el fusilamiento hizo que surgiera un documento firmado por personalidades internacionales afectando la imágen del castrismo duramente, y subrayada en la opinión internacional por la declaración del intelectual de izquierda, defensor de la dictadura incondicionalmente Saramago, quien dijo que hasta ahí, que él no seguía y se bajaba del tren de la traicionada Revolución cubana.

Como respuesta a la carta denuncia de estas personalidades internacionales, la tiranía reunió a sus esbirros, con todo respeto para Amaury y compañia, del arte y la Cultura para presentar un contra documento y entonces se realizaron las firmas que ha estigmatizado a sus propios firmantes para toda la vida.

Aclarado esto, invitamos a Amaury a que siga disfrutando de las bondades de esta ciudad y del exilio cubano, pero en buen cubano, le pido que no ande en esa gaveta porque tiene cucarachas, además, la gente como yo esperamos que la justicia algún día les pida cuentas a cada uno de nosotros, pero, si te escucha Saavedra, por lo menos, te llevarás el recuerdo de algun acto de repudio, claro, bajo la mirada de las autoridades de Miami que no permiten golpizas ni tiraderas de huevo o daños físicos a las víctimas de esos actos por ruines o cobardes que sean.

Publicado por hantofe @ 11:36 PM
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios